Recipes For Linux

Ruta de la Hamburguesa VIII – Alfredo’s BBQ

Desde que iniciamos esta ruta de la hamburguesa, el Alfredo’s Barbacoa Bar-Restaurante había estado en nuestra lista. Mucha fama se ha generado en torno a este local, su decoración, su carne y su barbacoa. En la encuesta de hoy veremos si de verdad merece todos los halagos que recibe.

En Madrid hay tres restaurantes de Alfredo’s BBQ, nosotros elegimos el de la zona Cuzco, situado en Calle Juan Hurtado de Mendoza 11.

Habíamos reservado mesa el día anterior ya que nuestro grupo era relativamente grande (13 personas), y normalmente cuando habíamos llamado durante el mismo día no habíamos conseguido espacio para sentarnos a comer. Nosotros fuimos puntuales y llegamos como 10 min antes de la hora reservada. Pero allí llegamos, y allí estuvimos esperando, y esperando, y esperando a que nos dieran mesa. La hora para la que habíamos reservado eran las 15h30′. Es decir, como se puede ver no demasiado temprano. Y aún asi nos tuvieron entre 20 y 25 min esperando mesa.

Cuando nos dieron mesa, fue una mala mesa. En la mesa que nos proponían que nos sentáramos no cabíamos, ni siquiera muy apretados. Al final, nos pusieron una mesa cuadrada supletoria a la mesa redonda inicial.

Cuando conseguimos sentarnos vinieron las prisas por darnos la carta y por que eligiéramos rápido. Porque claro, ahora tenían prisa por cerrar la cocina o limpiar el local, o lo que fuera.

La iluminación de la zona donde estábamos sentados esa escasa como queda plasmado en las fotos que hicimos, algunas tienen flash, otras no. Así podéis haceros a la idea de una forma más realista.

Pedimos algunos entrantes: aros de cebolla, alitas de pollo, ensaladas de col y chilli con carne. Las bebidas y los entrantes tardaron poco en llegar; y es de agradecer porque a esas horas ya teníamos buen hambre.

Las hamburguesas que pedimos fueron variadas: alfredo’s con bacon, queso y salsa bbq; BLT; Philadelfia con cebolla a la brasa; Chilli.

Quizá fue la variedad al pedir las hamburguesas, quizá los extras o acompañamientos de los mismos, quizá la cantidad, fuera el motivo que fuera, casi ninguna hamburguesa vino como se pidió. Las que se pidieron sin salsa, venían con ella. Las que se pedían a un punto de cocción, venían a otro diferente. Las que se habían pedido súper, no lo eran. Quien había un tipo de acompañamiento había recibido otro. Y así casi con todo el pedido. En resumen, casi todas las hamburguesas tuvieron que volver a cocina para que se le aplicaran pequeños cambios.

Otro punto en el que detenerse es el pésimo pan que acompaña a la carne. Es increíble como pueden poner un pan tan pequeño y tan poco resistente con ese gran trozo de carne. Nada más ponerle entre las manos ya se ha desecho y tus dedos están tocando el interior.

La guarnición, que podía ser patatas fritas normales o patata asada, están puestas ahí como si formaran un plato diferente; muy poco cuidada la presentación.

Como punto fuerte y positivo hacia Alfredo’s BBQ es que la carne estaba muy buena. Jugosa y con ese toque de sabor que da la carne a la parrilla con ese ahumado que impregna la carne. Un exquisito bocado que pierde categoría al no estar el resto de componentes a su altura.

Por último pedimos unos postres: unas tartas de queso, galletas, etc. Y sí, estos estaban bastante buenos en general.

Ah, para dar el detalle final. Por los entrantes, bebidas, hamburguesas y postre nos cobraron 25€ por persona.

Creo que el resumen de la experiencia de este día en Alfredo’s BBQ, en Juan Hurtado de Mendoza, queda bien expresado en la pregunta sobre si repetiríamos en este local: sólo 3 de los 13 dijeron que sí lo harían.

Si vosotros habéis ido a Alfredo’s BBQ, por favor, compartir vuestras experiencias en los comentarios. Es normal lo que nos pasó a nosotros y por tanto su fama ya no hace referencia a la realidad, o simplemente tuvimos un mal día porque nos tocó una atención pésima en el servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *